El cheque

El romanticismo de que te vuelvan a escribir un cheque.
– ¿A nombre de quién?
– A mi nombre.
La pluma sobre el papel.
– No te olvides de comenzar la cantidad con mayúscula, se ve mas profesional
– Seguro
– Y de poner los centavos como X sobre 100
La firma aquí. El memo para no olvidar sobre que es el pago.
El crujir del papel, mezclado con el olor de la tinta del bolígrafo.
– Vaya, aquí tienes. Recuerda que se demora siete días hábiles en aclarar.
– ¿Qué? ¿Por qué no me haces la transferencia por Paypal mi hermanito?